La Teoría del Lápiz

Pegaso Z102, Rubén Fidalgo

Existe una leyenda urbana que hace referencia a la carrera espacial que en los años 60 tenían los EE.UU y la extinta URSS. He de aclarar que el mito es falso. La verdadera historia es que tanto los rusos como los americanos utilizan para escribir el llamado “Space Pen“, que es un bolígrafo especial inventado patentado por Paul C. Fisher. Este bolígrafo puede escribir en condiciones de gravedad cero, vacío absoluto etc… y existe desde 1965. Pero no me interesa la historia real, sino la moraleja del mito.
La leyenda cuenta que uno de los motivos para que los rusos sacasen ventaja y se llevasen el gato al agua en la carrera espacial fue su mentalidad pragmática.
Uno de los problemas que se les planteaba a los astronautas era cómo tomar notas en el espacio. Sin gravedad y sin presión, ¿cómo hacer salir la tinta del rotulador o el bolígrafo?. Supuestamente, la NASA invirtió horas de estudio en conseguirlo. Tiempo y recursos que no pudieron emplear en solucionar otros problemas. Los rusos por su parte, decidieron mandar a los astronautas con un lápiz. Problema solucionado.
Parece ser que el motivo real principal de la victoria soviética fue utilizar el sistema métrico decimal. Al basarse en múltiplos de 10, las operaciones numéricas eran mucho más sencillas que los quebrados y peculiares medidas USA, donde la relación entre millas y pulgadas no es tan directa. En aquellos años los ordenadores no eran muy potentes y esa complicación en los cálculos los retrasó.
Toda esta historia de “abuelo cebolleta“, ¿Para qué? Pues porque creo que estamos en tiempo de lápices y no de bolígrafos.
Hace unas semanas tuve como coche de pruebas un modelo utilitario coreano. Cero sofisticación, pero el angelito funcionaba perfectamente, gastaba poco, era amplio y muy fácil de manejar. Ese coche coreano es un auténtico “lápiz”.Recientemente he disfrutado de un modelo europeo del mismo segmento. Un coche que personalmente siempre me ha gustado generación tras generación. Estilo en estado puro.
Para conseguir las mismas prestaciones que el coreano recurre a una mecánica que, como técnico apasionado “me pone burro”. Lo último en tecnología. Por dentro y por fuera es precioso.

Aunque se trata de un modelo utilitario, me puedo imaginar a Monica Belluci bajándose de él en la Place Vendome de París para comprar mi alianza en una joyería de lujo.
Sin embargo, toda su complicación técnica y sesudos estudios europeos no consiguen igualar los reducidos consumos del coreano, ni su amplitud, ni su facilidad de conducción ni su confort de marcha…

Pegaso Z102, Rubén Fidalgo
El Pegaso Z102 fue un automóvil extraordinario de fabricación 100% española. Diseñado por Wifredo Ricart fue considerado el mejor deportivo de su época.

Luego pienso en la evolución de Corea. En poco más de 40 años han pasado de fabricar pelucas y pestañas postizas a fabricar unos automóviles con tecnología 100% suya, ser punteros en electrónica, y siguen cerrando contratos para fabricar barcos en sus astilleros.
Aquí en España en los últimos 40 años hemos pasado del “Manolo la Nuit” al “mujeres hombres y viceversa“, del Pegaso Z102 a… a nada porque no fabricamos automóviles propios, a pretender vender el mismo ferry que diseñamos hace 40 años a la misma naviera pero al triple de precio… en lo que más hemos avanzado es en las energías renovables. Supongo que, la lectura obligada del Quijote generación tras generación, ha logrado que llevemos lo de los molinos grabado en nuestro código genético.
Luego recuerdo la eterna charla para emprendedores: “hay que crear necesidades al cliente para que nos las compre“. En eso nos hemos especializado, en crearnos necesidades que luego nos cubren otros países que en lugar de buscar una necesidad nueva, ya se la encuentra creada.
Nosotros pensamos en un bolígrafo, y ellos nos lo fabrican con un lápiz.
Creo que, por desgracia, hemos llegado a la situación actual porque nos hemos educado para ello. Toca ser prácticos.

3 comentarios sobre “La Teoría del Lápiz

  1. Totalmente de acuerdo con lo de que toca ser prácticos.

    Hace pocos días hemos cambiado el coche de mi mujer y nos hemos ido a por un japonés, un Mazda 6 de gasoil. Aparte de la estética, muy bonita, la principal razón para elegirlo ha sido la fiabilidad de los coches de la casa de Hiroshima (y de los japos en general). Una de las cosas que más me ha llamado la atención es que su motor, un 2 litros de origen Ford similar al que monta el Mondeo, no lleva la misma culata. De hecho, es una “obsoleta” culata de sólo dos válvulas por cilindro. Seguro que los technofrikis germanófilos se rasgan las vestiduras, pero si se piensa bien, ¿qué ventajas aporta una culata de cuatro válvulas por cilindro? Pues que el motor respira mejor a altos regímenes y que es más refinado en su funcionamiento. Lo primero no tiene mucho sentido en un diesel, lo suyo es mantenerse siempre por debajo de 3000 vueltas. Y lo segundo es como decía el genial Groucho Marx “¿Inteligencia Militar? Perdone amigo, pero esos dos términos son incompatibles” Un diesel no puede ser refinado, por mucho que quieran los diseñadores de los A8 diesel de 300 CV, y por más que le pongan culatas multiválvulas y doscientas capas de aislante sonoro. Aunque la mona se vista de seda, tractoril se queda.

    Al final lo más práctico y fiable es poner un sólo árbol de levas y se acabó. Y funciona estupendamente.

    Lo dicho, toca ser prácticos…

    1. Hola, respondo a tu comentario ya que es curioso que lo que tu has comentado del árbol de levas simple del motor de Mazda, a mí precisamente es lo que me provocó la avería más grave que he tenido en mi vida.
      Yo tenía un Mazda 5 con motor diesel 20 de 143 cv que andaba de lujo, pero se aflojó un tornillo que sostiene el eje del árbol de levas en su unión con la correa de distribución y eso afectó a la bomba de la dirección asistida y del servofreno, quedándome sin ambos en un viaje de 350 kms.
      la avería me costó unos 800 euros ya que hubo que cambiar el árbol de levas.
      Siempre hablamos de la fiabilidad japonesa, yo en mi caso más bien he padecido la “fiabilidad” japonés.
      Perdón si el comentario se sale un tanto de lo hablado en el artículo, pero el tema me tocó las narices
      saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.